‘Irma la dulce’, Billy Wilder y la reflexión desde la comedia

Billy Wilder era un maestro en eso de insertar el germen de la reflexión sin que el espectador a penas se diera cuenta. Su herramienta indispensable para ello era la comedia.

En la película Irma la dulce (1963), Billy Wilder adapta un musical de Broadway para tratar un tema tabú que siempre ha generado controversia en la sociedad: la prostitución. A la vez que el público disfruta con una trama repleta de giros ingeniosos y sorprendentes, siempre hay una frase cargada de profundidad en medio de las situaciones delirantes. Shirley MacLaine interpreta a Irma, una joven prostituta que vive con su perrita en el barrio parisino de “Les Halles”. Es famosa por sus cualidades amatorias, y por motivos que sólo conocen sus clientes, es apodada “la dulce”.

Continuar leyendo aquí

20268

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s