Una de los Cohen: ‘Quemar después de leer’, el lado absurdo del espionaje

El espionaje vuelve a estar de moda —o de actualidad, si se prefiere—. Parece ser que a la CIA ya no solo le interesan los grandes mandatarios, ahora también les va eso del cotilleo a gran escala. Gracias a las nuevas tecnologías meterse en la vida de los ciudadanos es una opción muy fácil y suculenta. Entre debates y noticias alarmantes sobre el derecho a la privacidad individual y la de los países, Quemar después de leer es una buena opción para reírse un rato de este tema.

Espionaje absurdo, humor negro, y una trama muy bien enredada. Los hermanos Ethan y Joel Cohen adaptan la novela del mismo nombre, Burn after reading del escritor Stansfield Turner. Ayudados por un reparto de buenos actores —Brad pitt, Tilda Swinton o John Malkovich—, la película resulta ser una rareza de las que dejan buen sabor de boca.

Continuar leyendo aquí

900

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s