Las brujas de Zugarramurdi y las tetas de Joaquín Reyes conquistan los Goya

La vida es un misterio, ya lo decía Madonna en su canción “Like a prayer”, y aunque Las brujas de Zugarramurdi son más de conjuros que de oraciones, estas adoradoras del diablo han conseguido ocho premios Goya. Será cosa del destino, que el pintor y las brujas se atraen de forma sobrenatural, y la ceremonia ha sido todo un Aquelarre donde los profesionales del audiovisual han querido reivindicar —un año más— la importancia de un sector tan demonizado como el cine español.

Manel Fuentes, su presentador, fue el primero en iniciar la lluvia de críticas a Wert, “Yo creo que al final vendrá, porque además de ministro de cultura es ministro de educación”, decía en su discurso de apertura. Aunque también se ha acordado de Montoro, “Tampoco ha venido el señor Montoro, con lo que le gusta el cine…”. Han sido muchos los que han aprovechado sus minutos de intervención para denunciar temas relacionados con la cultura y la crisis. Javier Bardem, tan ácido como siempre, se apresuró antes de entregar el Goya a Terele Pávez, para decir: “Los ciudadanos siempre están por encima de sus políticos, y nuestro trabajo está por encima de nuestro ministro de anticultura”. David Trueba, ganador del Goya al mejor director y al mejor guión original, consideró que los guionistas, a diferencia de los políticos, deben seguir escuchando a la gente; También la joven Natalia Molina, actriz revelación, por su papel en “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, quiso dar un mensaje de fuerza —a pesar de ser su primera vez y a pesar de su visible nerviosismo—: “Nos lo quitarán todo, menos nuestra capacidad de hacer realidad nuestros sueños”. Javier Cámara por fin consiguió su primer Goya como mejor actor de interpretación masculina, y emocionado, quiso dedicar el premio a todos los profesores. Porque precisamente, este es el tema central de la segunda película que ha cosechado más premios: la historia real de un profesor que quiso cumplir su sueño y enseñar algo más que lecciones impresas. Vivir es fácil con los ojos cerrados ha conseguido dos Goyas menos que Las brujas de Zugarramurdi, sumando un total de 6 galardones entre los cuales destacan algunos de los más importantes: “Mejor película”, “Mejor director”, “Mejor guión” “Mejor interpretación masculina”, “Mejor actriz revelación” y “Mejor música original”.

La 28 gala de los premios Goya ha dejado numerosas sorpresas. Por ejemplo, los Goyas primerizos y ansiados de Terele Pávez, Javier Cámara y David Trueba. O los de jóvenes promesas como Javier Pereira (actor revelación por Stockholm), Marián Álvarez (mejor actriz principal) o Fernando Franco (mejor dirección novel por La herida).

Por otro lado, y antes de finalizar, es obligatorio realizar una lista con algunas anécdotas que no deben olvidarse de estos Goya 2014:
(Continúa leyendo aquí)

buenafuente_hache

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s