‘La Herida’: Marian Álvarez y el dolor que no se ve

Ana sufre heridas internas. Por eso necesita sangrar y ver que ese dolor no solo está en su mente. Tiene ‘trastorno límite de la personalidad’, o también conocido ‘borderline’. Ana es interpretada por Marian Álvarez, que si bien ganó el Goya a la mejor interpretación principal femenina, pudo haberse llevado dos; dado que Ana se desdobla continuamente, y pasa de ser una conductora de ambulancias amable y muy querida por sus pacientes, a ser la joven irascible y encerrada en sí misma que no sabe relacionarse con la gente a quien quiere.

Los primeros planos dibujan la personalidad de Ana, la personalidad de su herida, y encierra al espectador en un plano asfixiante con ella y con su otro yo: esa otra persona con la que es incapaz de convivir y con la que nadie consigue convivir.

Quizás esa sea la fuerza de esta película: La herida, una apuesta arriesgada por la que su director Fernando Franco también recibió el premio al mejor director novel. Puede que el espectador se desespere, y quizás eso es lo que busca Franco al mostrar la vida de Ana mediante un encuadre tan agresivo. En muchas ocasiones tan solo se distingue el entorno por el sonido ambiente y las voces de los interlocutores de Ana. Los continuos barridos, también son marca de la casa. La película se acerca más al cine de autor que al convencional, pero aún así no alcanza la profundidad necesaria para que La herida de Ana rasgue la pantalla y traspase la piel. [Continuar leyendo]

03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s