Bonificaciones y felaciones, dos grandes ideas para el fluir de la economía

Las comparaciones son odiosas, pero hay ejemplos gráficos que han nacido para ilustrar medidas de creación de empleo que no tienen ni pies ni cabeza. Aunque sí pene. La política, lo grotesco y el porno pueden combinarse en la vida real, pero no de una forma tan brillante como en los informativos. Por ejemplo, después de escuchar tan alegremente que el Gobierno dará bonificaciones de 1800€ a las empresas que contraten a jóvenes durante seis meses (aplauso, viva, viva) el horror se cierne sobre el espectador y lo paraliza al oír tal cosa del “mamading” en Magaluf. Pasado el trauma y las 24 horas pertinentes, todo el mundo habla de los empresarios, de las pobres jóvenes, de las prácticas denigrantes y humillantes que practicaron siendo engañadas (engañadas por sus propios ojos, que a tal estado de embriaguez no diferenciaban entre pollas y cubatas). ¿Es necesario que una joven acabe realizando felaciones por una copa de garrafón?

hotel-lively-magalluf-fiestas_jpg_560x400_crop_q85
Lively-hotels.com

Al final quien sale ganando (supuestamente) es el que propone el concurso, y el que pone el miembro. Al final, el Gobierno pone la medida y la empresa el pene. Pero eso, no escandaliza a nadie. A la convocatoria acudirán aquellos jóvenes desesperados por un contrato de garrafón. Jóvenes de entre 18 y 25 años que ni estudien ni trabajen ni tengan muchas opciones para abrir la boca, más que tragar. La diferencia principal entre el mamading en Magaluf y las bonificaciones que propone el Gobierno, es que las chicas en principio, lo hacen por diversión (luego ya se cuela un teléfono móvil en una noche loca y te conviertes en una puta borracha a nivel mundial, y lo que debería olvidarse con la resaca te persigue de por vida, lo cual ya no resulta tan divertido).

Lo denigrante se asocia al sexo ¿hay algo más visual? La dignidad y la honradez suele perderse con las prácticas sexuales, más si son en público o se publican. Afortunadamente estas chicas, pasado el bochorno volverán a su país, y con mucha suerte (y un buen psicólogo) pronto olvidarán lo ocurrido. Aquí los jóvenes seguirán/seguiremos practicando “mamading” a la española, que no es tan divertido, pero todo sea por el fluir de la economía.

Prensa digital:

El Gobierno bonificará con 1.800 euros los contratos fijos a menores de 25 años

La ‘multifelación’, el último escándalo-anzuelo de Magaluf

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Giskdan dice:

    Muy bueno tu blog Laura, felicitaciones

    Me gusta

    1. Muchas gracias, un saludo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s