Cómo perder al electorado en 10 días y hundir la UMA en 24 horas

Susana Díaz se suma a la campaña de Podemos y se suicida al puro estilo pepero. Nunca el lema “morir en el intento” tuvo mayor sentido. Susana se quiere dejar la piel contra el enemigo y salvar a su partido, pero se desuella ella solita, cuando empuña el cuchillo contra Podemos. Todo esto me recuerda a la película Cómo perder a un chico en 10 días (una americanada romántica, para ser exactos), en la que su protagonista tenía como objetivo conseguir que su pareja (un hombre elegido para el experimento) la abandonara, después de aplicar todos los errores que las mujeres cometían en las relaciones con los hombres. Susana Díaz parece haberse propuesto emplear los errores políticos habidos y por haber para perder su electorado. Seguir con las viejas reglas, con las reglas que ya no le funcionan a los políticos, con las reglas “amorosas” que solo llevan a la ruptura.

C_mo_perder_a_un_chico_en_10_d_as-786223043-large

¿Qué queda por escuchar? Muchísimo. Bombas kamikazes de todos los colores y efectos. Lo último, que Íñigo Errejón devuelva su dinero como investigador de la Universidad de Málaga, si no ha cumplido su contrato. Una acusación sucia, tan sucia, que pringa a la hora de escupirla. A Susana Díaz le haría un gran favor que Íñigo hubiera cumplido el contrato, porque si fueran ciertas sus acusaciones, el golpe no es para Íñigo, es para la Universidad de Málaga, una universidad pública de la cual Díaz pone en duda su calidad profesional, insinuando que hace contratos a la ligera. Ah, y además está dentro de sus dominios: Andalucía. Y lejos de defender a su comunidad de “usurpadores”, pone en evidencia que aquí todo se concede alegremente y el dinero se derrocha por doquier (Como en el caso de los ERE, ¿no?).

Pero de todos modos, gracias Susana. No sabía que Íñigo era un profesional altamente cualificado, y que la presidenta de Andalucía no sabe diferenciar entre las capacidades que se le exigen a un celador y las que requiere una persona que se dedica a la investigación. ¿Es posible estar tan desesperada como para desprestigiar a los investigadores de este país? Sí. Y además Susana pone en jaque su propia inteligencia. Porque no sabe que para ser investigador hay que ser licenciado, y además tener un expediente académico sobresaliente.

Lo normal es que Íñigo se dejara llevar por la ofensa y hubiera contestado que habría que ver el curriculum académico de mierda que tiene Susana Díaz, (tener un expediente de mierda es muy honroso, el mío no llega al notable), pero en lugar de humillar a Díaz rebuscando en su pasado, le da la razón. Y lanza el revés: “La Junta dice una cosa muy normal, el grupo de investigación tiene que demostrar que está haciendo los productos como siempre, en cualquier facultad del mundo”.

Una respuesta inesperada, algo nuevo en política, llamado templanza. Que está muy por encima de las estrategias habituales, y que Díaz no sabe aprovechar. Porque aunque todo fuera verdad, sus acusaciones son tan rastreras y sus argumentos tan manidos que cansan. Cansa comprobar que el PSOE prefiere seguir usando las viejas reglas y hundirse con ellas.

La Universidad de Málaga avala el contrato de Íñigo Errejón como investigador

El investigador jefe: ‘Avisé a Iñigo Errejón y a otros amigos en el paro’

Errejón tenía permiso para hacer en Madrid su trabajo sobre Andalucía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s