‘Searching for Sugar Man’: Rodriguez, santo patrono de los perdedores

Los fracasos que más duelen se llevan toda la pasión para volver a intentarlo. Muchas veces no hace falta ni tirar la toalla, la mala suerte se encarga de que la toalla acabe en el suelo. Es impensable que, después de habernos dejado años en una causa perdida, alguien vuelva a por la toalla y la coloque en su sitio. Donde debería estar, donde se merece estar. La historia del cantante Sixto Rodriguez es un cuento de hadas para todos aquellos fracasados (la mayoría de los mortales), que no han visto ni un solo fruto de su esfuerzo. Pocas veces (y creo que no me equivoco si digo que no hay muchas), el destino y la casualidad juegan un papel acojonante en la vida de un pobre músico al que nadie conoce. Searching for Sugar man, cuenta una historia tan mágica y esperanzadora que, como su mismo director dijo, si un guionista la hubiera escrito, sonaría muy poco creíble.

582455_548492318497026_1850293468_n

¿Cómo un cantante de Detroit pudo no tener éxito en Estados Unidos y ser una estrella en Sudáfrica? ¿Por qué un hombre que vendía millones de discos tuvo que dedicarse a la construcción para sobrevivir? Rodriguez, quzás por su apellido español y sus rasgos mejicanos, vivió en el anonimato sin obtener ningún reconocimiento. Y tampoco supo, entre otras cosas, que sus canciones habían inspirado ni más ni menos que la revolución contra el apartheid.

Pero Searching for Sugar Man no es solo un testigo fílmico, es un proyecto que después de triunfar y de ganar varios premios —como un Oscar— ha cambiado el futuro de sus participantes, y ha descubierto a millones de personas la existencia de un músico cuya (corta) discografía es toda una revelación.

Y detrás de la increíble historia de Sixto Rodriguez, se encuentra la de Malik Bendjelloul, el director del documental. Este joven creía tanto en el poder de su trabajo que hizo lo imposible por sacarlo adelante. Tenía tan poco presupuesto, que incluso las escenas rodadas con una Super 8, en realidad fueron grabadas con una aplicación para Ipone que el propio Bendjelloul tuvo que descargarse, porque no podían comprar la cámara. Y para colmo, justo en el tramo final, su productora lo dejó tirado y sin ningún tipo de recursos. Con lo cual, después de pasar una temporada abatido por las circunstancias, Bendjelloul decidió hacer todo el trabajo que no podía pagar a un profesional. Así, él mismo aprendió a ilustrar, a editar y a componer la música que incluiría en el documental. Todo ello lo cuenta el propio director en el making of, y sin duda, después de visualizar el documental, el testimonio de su director aporta, si cabe, más entusiasmo a un espectador poco acostumbrado a escuchar historias reales con final feliz.

Pero este cuento de hadas tiene un triste epílogo. Malik Bendjelloul se suicidó el pasado mayo de 2014, con tan solo 36 años. El director de Searching for Sugar Man —su única y oscarizada película— atravesaba una depresión y decidió quitarse la vida, creando una profunda conmoción ante sus seguidores. Una contradicción que choca de frente con su aclamada obra, que es sin duda un alegato a la lucha personal por seguir adelante.

Hay muchos motivos para ver esta película, y los adjetivos halagadores no sirven para definirla. Esta no es la biografía de un artista frustrado, no es un documental musical, es un entramado de casualidades y desdichas, donde el triunfo de una estrella no tiene nada que ver con el dinero, sino con el reconocimiento de su público y la realización personal. Una historia como pocas, que el joven director Malik Bendjelloul supo reconocer cuando la escuchó en una tienda de discos, en Sudáfrica.

Artículo para Novemagazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s