No habrá paz para Canal Sur: cagadas en la era 2.0

Y así fue  cómo las campanadas de 2015 en Canal Sur se convirtieron en un hecho histórico-anecdótico que a partir de entonces pasaría a ser la cagada de referencia más citada por maestros de universidad y profesionales de la comunicación.

Al igual que el cuento de Caperucita Roja se transmitió de generación en generación para que las niñas tuvieran miedo a la oscuridad y los desconocidos, las “no campanadas” de Canal Sur tienen una moraleja: no subestimes al receptor. Ahora, el destinatario  está al mismo nivel, también tiene medios para comunicarse en masa y también es emisor. La unidireccionalidad ha muerto. La tecnología 2.0 permite que la pequeña hormiguita pueda defenderse, y lo hará en caso de sentirse herida. Lo siento por Canal Sur, pero han marcado un antes y un después.

 

Mordecai_y_Rigby_-_Cuentos_de_Terror_del_Parque_II

 

 

 

 

 

 

Aún no se sabe qué ocurrió exactamente en el control de realización (¿aliens? ¿estupefacientes? ¿forajidos?), pero los representantes de los trabajadores declararon a El País:

“El día 31 se quiso hacer el programa con menos plantilla para ahorrarse presupuesto y ahora no quieren asumir las consecuencias de haber cambiado a un técnico por un programa informático”.

Parece increíble que, después de anunciar a bombo y platillo las campanadas en Almería, realmente se escatimara en calidad. Al final los recortes salen caros: la falta de profesionalidad no se perdona, y menos en una fecha señalada.

Cometida la imprudencia, pasemos a la segunda parte: la viralidad.

Ese pequeño detalle. La viralidad, que convierte un postre mal digerido en toda una gastroenteritis que ni el Fortasec puede cortar. Esto, no ha sentado bien, y la cagada se prolonga en el tiempo y en el número de testigos. España entera pudo ver cómo una cadena autonómica dejó sin uvas a sus espectadores. Es increíble, indignante, sin precedentes y a la vez divertidísimo. En resumen: es morboso, muy morboso. Y si está en Youtube (el circo romano del siglo XXI), mejor.

 

amelie-07

 

Es imposible no sentir curiosidad ante un suceso único, que se produce a la vez en numerosos hogares, donde familias reunidas se disponen a grabar el recuerdo de una Nochevieja (otro dato para reflexionar: la tecnología se ha vuelto imprescindible a la hora de almacenar experiencias). Y entonces, todas se encuentran con algo inesperado. ¿Un fallo? ¿Una broma? Miradas expectantes hacia el televisor: la abuela, el primo emigrante, el bebé y hasta el perro, intentando comprender qué está pasando. En todos los casos alguien dice: ¡Cambia de canal! (Tele Cinco, suele ser la alternativa más nombrada) Y Canal Sur puede sentirse “orgullosa” de que finalmente, todos esperen “a ver qué pasa” y se queden con las uvas en el plato y la cara desencajada al escuchar: ¡¡¡FELIZ DOS MIL QUINCE!!! 

 

Who-Framed-Roger-Rabbit-0008

 

Incredulidad y risas nerviosas. Insultos a la cadena y campanadas improvisadas (con cacerolas o a pulmón, pero con mucho arte).

A partir del bombazo, las redes sociales hervirán solitas. Al día siguiente, Youtube hará el resto. Queremos ver lo que pasó, y queremos verlo ya.  Habrá opiniones de todos los tipos. Internet ofrece algo que no da la televisión: respuestas inmediatas. Algunas más válidas, menos validas, la mayoría conjeturas. Los presentadores se disculparon en Twitter. Y al día siguiente Canal Sur emitirá un comunicado. Pero lo que importa, es la inmediatez. La espontaneidad está en Internet.

A pesar de las dimisiones y las disculpas oficiales, ¿qué puede hacer una cadena ante una crisis 2.0? Lo más sensato es pensar desesperadamente una forma novedosa de pedir perdón. En este caso, colgar un video en Youtube con la descripción “Ya que no podemos devolverte las Campanadas al menos déjanos devolverte la sonrisa”. En el que ya de paso, aprovechan para anunciar la retransmisión de la cabalgata y recalcar los 26 años de la cadena, para que nadie se olvide de los años de relación (algo así como hacer pucheritos ante la ruptura de la confianza). Eso sí, por mucho que quieran devolver la sonrisa, no la quieren otra vez de vuelta. El video no permite comentarios en Youtube, pero eso no ha impedido que se haya comentado en otras redes. De nuevo, reacciones de todo tipo (como es de esperar, buenas y malas). Si vuelven a tender la mano, ¿de qué tienen miedo? Se ve que no están acostumbrados a tanto feedback, y todavía están recuperándose de la fustigación recibida.

canal_sur_sonrisa

Lo que ha quedado claro, es que en estos casos, lo mejor es tomárselo con humor, y responder cuanto antes, sin saltar a la defensiva. Canal Sur no podrá deshacerse del error, quedará grabado a fuego por tratarse de un suceso único (y algo traumático para los espectadores). Y los demás, víctimas o espectadores, hemos asistido a la maravillosa oportunidad que nos brinda el infortunio, para reflexionar sobre lo ocurrido, y pensar sobre el futuro, que mezcla sociedad y tecnología de una forma vertiginosa.

La disculpa de Canal Sur

Las “no campanadas”

Y esta, una de mis reacciones favoritas

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. El mayúsculo error de Canal Sur debe ser incluido en su plúmbeo libro de estilo, como ejemplo de lo que jamás debe hacerse. El control de realización es muy serio, dejarlo en manos de cualquiera es jugar a la ruleta rusa del más espantoso de los ridículos.

    Me gusta

    1. Desde luego, y si como dicen fue el error de una máquina, es para reflexionar si de verdad vale la pena sustituir el trabajo de una persona por el trabajo automatizado… Lo barato acaba saliendo caro siempre, más cuando se devalúa una profesión.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s