12 situaciones por las que te mereces ganar un Oscar

 

Daniel  Day-Lewis, Jennifer Lawrence, Anne Hathaway, Christoph Waltz Oscar 2013
Daniel Day-Lewis, Jennifer Lawrence, Anne Hathaway, Christoph Waltz
Oscar 2013

Somos todos unos hipócritas irremediables, y el que diga que no, miente. Y si no miente, lo más probable es que le hayan partido la cara en más de una ocasión. Mentimos por amor al prójimo y a nuestro precioso cutis. Estamos tan acostumbrados a representar papeles, que cualquiera podría ganar un Oscar por la interpretación de sí mismo. Pero como aún la Academia de Hollywood no reconoce esta categoría (el premio a mejor actor interpretándose a sí mismo), tienes barra libre para elegir el Oscar que te mereces. Eso sí, honestidad ante todo.

1. Oscar al trabajador más eficiente

Solo tú puedes ver videos de gatitos en Facebook con el ceño fruncido. Eres el mejor de la oficina leyendo memes como si tuvieras delante una tabla de Excel, y lo sabes.

2. Oscar al mejor anfitrión

“Muchas gracias tío, no hacía falta que trajeras vino Don Simón, de verdad, ¡qué detallazo!”

3. Oscar al más hipster

Te encanta lo último de Katy Perry, pero antes de darle al play en Spotify, te aseguras de haber iniciado una sesión privada. De no hacerlo, tu personaje perdería muchísima credibilidad.

her_ukelele

 4. Oscar a la ventosidad mejor disimulada

También hay un Oscar para ti. Sufres gases en silencio, los expulsas en silencio y te aguantas la risa como un héroe cuando todos intentan encontrar al culpable. Eres capaz de sumarte a la causa: “Puf, joder, qué pestazo”. Incluso eres el primero en hacer saltar la alarma: “¿Quién ha sido? En serio, ¿no oléis nada?”.

 5. Oscar al mejor estilista

“¿Te has pintado el pelo verde o es el reflejo de la Heineken que tienes en la mano? Te favorece mucho, en serio, parece tu color natural”.

 6. Oscar al oteador del horizonte

Saludas a quien te da la gana y cuando te da la gana. Agachar la cabeza o fingir tortícolis es de principiantes. Un buen profesional como tú, sabe pasar olímpicamente del mismísimo Papa a tan solo medio metro de distancia. Imprescindible: cabeza bien alta y mirada fija en el infinito.

clinteastwood

 7. Oscar al mejor comensal

Todavía te duelen las mandíbulas de masticar el filete de buey del menú de la boda de tu primo, pero eres capaz de seguir diciéndole tres meses después que todo estaba buenísimo. Tu especialidad son las cenas de Navidad y las comidas familiares en casa de tu suegra.

8. Oscar a la mejor psicóloga

“Yo creo que le gustas, pero tiene miedo y por eso hace como que te ignora mientras se folla a la que pilla, tiene el síndrome de Peter Pan, así que pasa de él y dale celos con su sombra,  tú hazme caso a mí, ya verás, tiempo al tiempo”.

9. Oscar al mejor taxista

Eres una buena persona, y por eso te sale del corazón la frase: “te acerco a casa, NO ME IMPORTA”. Y a partir de ahí, comienza un tour por laberintos y suburbios que ni tú mismo/a sabías que existían. Te cagas en lo gilipollas que eres y en lo cara que está la gasolina, pero sabes que le has ahorrado la muerte a tu amigo/a.

*(Este Oscar se lo dedico a todas las personas caritativas que me quieren y me aprecian y que alguna vez me han llevado a casa. Os debo una cerveza).

Drive_night

 

 

 

 

 

 

10. Oscar al prometedor de cervezas

Prometer una cerveza es como prometer la luna: las intenciones son buenas, pero las probabilidades de cumplirlo, muy escasas. El buen prometedor de cervezas es capaz de prometer cervezas hasta que la otra persona acumule cuatro piscinas olímpicas de cerveza hipotética (cuatro piscinas olímpicas es el límite de la bondad).

 11. Oscar al ermitaño del siglo XXI

“¿Sí? Pues no sabía nada…”

En realidad ya te habías enterado por Facebook, por Instagram y por Whatsapp, pero es mejor fingir que vives dentro de una cueva a reconocer abiertamente que eres un cotilla.

 12. Oscar a la indiferencia

Sabes decir “me importa una mierda”, con la tranquilidad de un maestro yogui. El tono de rencor y odio solo serviría para demostrar que, en realidad, un poquito te jode.

gambardella

 

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. CPyC dice:

    El 1 es necesario para sobrevivir, el 2… ¡qué remedio! Y el 8, pues sí confieso que debo haber estado entre las nominadas más de una y de dos veces… ¡Qué gran película la vida! ;D

    Me gusta

    1. Los más complicados son aquellos donde toca improvisar… es ahí donde se demuestra el verdadero nivel! 😛

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s