Youtube es tu gimnasio, ¿todo son ventajas?

P1-BO282_ROCKYJ_G_20131208201225
Ya estamos en marzo, ¿ya? Sí. Enhorabuena a todas aquellas personas perseverantes que desde enero van al gimnasio y salen a correr. A los demás, ya estamos en marzo. Yo estoy ya en marzo. Mi propósito de hacer ejercicio se va desvaneciendo a medida que la ropa de primavera aparece en los escaparates. Luego diré que la luz del probador es una mierda y me hace gorda. Pero eso más adelante, cuando ya no me quede más remedio que echarle la culpa al sistema capitalista y a la moda. Porque todavía estamos en marzo, y aunque no tengo dinero para apuntarme al gimnasio (ni ganas), Internet siempre es la mejor solución para los vagos. ¿Siempre? Después de dos sesiones empíricas de gimnasio en casa con Youtube, he sacado mis conclusiones.

Ventajas

-¿Qué me pongo? Con el pijama y las zapatillas de deporte vas que vuelas. (Pero luego a la lavadora…).

-Si eres principiante, puedes escoger los videos sobre aquello que más te interesa ejercitar y aumentar la intensidad del ejercicio a medida que vayas progresando. Cuando te apuntas a una actividad en grupo en el gimnasio, debes adaptarte al resto y es más difícil ir a tu ritmo.

-¿Te has perdido? Nada más fácil que volver atrás.

-¿Te cuesta coordinar brazos y piernas? Tómate tu tiempo, no hay testigos, y cuando lo tengas, retrocede el video.

-¿Empieza a doler? ¿Quema? Puedes hacer deporte y desahogarte: HIJOPUTA CABRÓN TE MATO. Esto, puedes gritárselo a tu ordenador, tableta o smartphone, y quedarte tan a gusto, pero no quedaría elegante en mitad de una sesión de body pump.

-¿Demasiado calor? Nadie te ve. ¡Viva el nudismo!

-No tienes que oler el sudor de otros, porque el tuyo no huele, claro.

-Puedes tirarte en la cama cuando estés muy cansado/a.

-Cuando acabas, tienes la ducha sola y exclusivamente para ti.

 Inconvenientes

-Mi habitación no es tan espaciosa como la sala inmensa donde esa señorita se estira y da brincos de un lado a otro. Si yo hago lo mismo, puede que me coma el escritorio.

-Quizás mi vecino de abajo se piense que estoy jugando a Jumanji.

-Mi gato se cree que estoy haciendo algo muy divertido, y no para de atacarme. Después me mira raro. Las mascotas están en lo bueno y en lo malo, si tienes una, también querrá hacer ejercicio contigo : )

-No tengo un horario determinado. Lo hago si me sobra tiempo. Como tampoco pago, me remuerde menos la conciencia.

-Al hacer ejercicio sola, no tengo presión.

-Puede que mañana, además de agujetas, tenga lumbago. Aquí no hay nadie que me corrija: “¡Atrás ese culito, nena! Sí, tú, tú”.

Concluyo que hacer ejercicio con Youtube tiene grandes ventajas, y algunos inconvenientes de peso. Pero el problema vuelve a ser el mismo: para tener un vientre plano y un culito sexy, hay que entrenar la persistencia, por encima de todo.

ial72

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s