No me queda capacidad craneal para seguir flipándolo

hamlet_laurenceOlivier
Hamlet, Laurence Olivier. 1948.

 

Ya no me cabe más, lo juro, no me cabe en la cabeza. Cuántas cosas pueden caber en la cabeza, no lo sé. ¿Hay límite? Nunca se llega al límite, el límite es la muerte cerebral, según miro la historia y sus horrores. Yo no me pronuncio, no te digo a quién voy a votar, por quién me inclino, no vaya a ser que mañana me busquen en Google y por culpa de decir que soy de izquierdas ya no me contraten, y no pueda yo tener una vida decente, una reputación en condiciones. Un trabajo. Y todo lo demás que no tengo. Porque da miedo perder lo que no se tiene. Tampoco quiero perder amigos en Facebook, ni llevarme mal con nadie. Buen rollo. Qué más me da. Es absurdo, pero así es el miedo, que amenaza el porvenir, y todo lo que no existe.

Ni siquiera el miedo existe. La inexistencia ejerciendo su influencia sobre lo inexistente. Y ahí ya digo, que me pierdo, que no diferencio ya, entre lo inventado y lo manipulado. Entre la amenaza real y la extorsión. Entre el futuro negro y el apocalipsis. Entre los amigos reales y los de Facebook. Entre un golpe de Estado al estilo “Se sienten, coño” o del tipo “Luis, sé fuerte”. El genocidio refinado y de última gama, o del bruto, el de cavar fosas. El caciquismo, dios, el caciquismo lo estudié en el colegio, como si fuera algo muy antiguo, con sombrero de plumas y capa. Y el caciquismo es real, actual, nadie me lo dijo. En serio, ¿a quién vais a votar?

A mí no me cabe más en la cabeza, no me jodáis con que se vota a la persona, y no al partido, porque siendo así, si esto fuera Grecia y Heidi la presidenta de Amanecer Dorado, ¿la votaríais? De verdad, me lo cuestiono profundamente. No me queda más capacidad craneal, porque no se me olvida lo fundamental: el expolio del dinero público, la denigración humana, el circo, la impunidad. No me cabe otro caso de corrupción, ni tengo espacio para otro minuto más de video viral en el que militantes del PP y del PSOE amenazan, compran votos, juegan con la desesperación de la gente. Juegan con la miseria que ellos mismos han creado, para hacer de España un país aún más miserable. Sin ideas, sin voz, con hambre, con miedo. No proceso más, no me da. No sé si a vosotros.

 

Galeano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s