‘Horns’: Dios mío, esto es un infierno

 

Fotograma de la pelicula

 

Parafrasear a Rambo nunca estuvo tan justificado. Solo hay una manera de terminar viendo esta película: asumir que es infumable y comenzar una ronda de conjeturas ridículas sobre qué es lo más patético que puede pasar en la siguiente escena. Ojalá fuera una película absurda en el buen sentido, pero no goza del ingenio necesario para que así sea. Horns es altamente recomendable para verla acompañado y sin tiempo que perder, ni dinero (Imaginad que digo esta frase con un parche en el ojo y una pata de palo, para que me entendáis).

Especialmente traumatizante el uso de la canción ‘Heroes’, de David Bowie, que será vilmente explotada como hilo conductor de la película. Por desgracia, yo cada vez que la escucho me sigo acordando de Daniel Radcliffe y su novia  perdiendo la virginidad en la casita de un árbol. De verdad, es duro. En tres adjetivos, Horns podría calificarse como empalagosa, tediosa y moralista. Creo que el Vaticano es el único que aprueba este filme. Empieza bastante bien, la verdad. Pero hay un momento en el que la película comienza a exhalar leves aires de  maniqueísmo, hasta que se hace evidente que sí, que Daniel Radcliffe (Ig Perrish en la película) tiene cuernos de demonio pero vocación de pastor anglicano.

La película está basada en una novela de Joe Hill, escritor estadounidense, hijo de Stephen King. Por lo que acabo de leer en Wikipedia, bastante bien reconocido por su trabajo. No sabemos (no sé) qué calidad tendrá la obra literaria, pero desde luego su director, Alexandre Aja, no la trata con mucho cariño. También hay que decir que, anteriorimente a Horns, Aja dirigió la película Pirañas 3D (2010). Lo que explica bastantes cosas. Pero bueno, no hay que juzgar. Hay que creer en la reinserción, como diría Manuela Carmena. No sea que estemos ante el nuevo Peter Jackson.

 

SPOILER**

HORNS_1_web-600x340
Ella no es puta, es que se va a morir

El pobre Ig Perrish no sabe por qué su novia apareció muerta y todo el mundo lo culpa a él. Cuando comienza a investigar, parece ser que la chica se fue con un tío y luego con otro, y todo indica que le estaba poniendo los cuernos. Je, je, de ahí los cuernos. Después resulta que ella lo deja, no quiere seguir con la relación, le dice que llevan mucho tiempo juntos (desde niños) y deberían tener relaciones con otras personas. Entonces ahí tú, como espectador medio, católico y apostólico, debes pensar: QUÉ PEDAZO DE ZORRA MALA PÉCORA. Pero no, luego, menos mal que todo se aclara, y el niño Jesús puede respirar tranquilo. Ella lo deja porque se va a morir de cáncer.

Esto es algo común en otras películas así románticas donde, oh, ¿por qué una mujer no quiere casarse? ¿Por qué dejaría a su novio? ¿Es que está enferma? Pues sí, lo está. O tiene cáncer o algo chungo degenerativo que le impide unirse en sagrado matrimonio y hacer sufrir a un hombre. Porque si casarse ya es tontería, hacerlo con un pie en la tumba ya ni te cuento. Y eso, la novia se iba a morir de cáncer, pero finalmente muere porque la quieren violar en mitad del bosque.

Cómo acaba esto

Pues resulta que Ig Perrish al final se convierte en un megademonio de la hostia escupiendo fuego, volando con alas negras, y haciendo lo típico que haría Lucifer para imponer respeto (aunque a estas alturas el respeto desapareció hace mucho, y si no te estás partiendo la caja te has cortado las venas), pero al final, AL FINAL, lo matan de un palazo en la espalda. Vaya mierda de demonio, pero en fin (no quiero ofender al colectivo amante de los demonios). Imposible apostar y salir ganando, en mitad de un aquelarre sin sentido.

 

Artículo publicado en Novemagazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s