‘El hijo de Saúl’, una promesa sin aliento

Artículo para Novemagazine

Saúl es otro más, y entre tantos se hace único. El último protagonista de la última película sobre el holocausto judío trae en los ojos desecados una tragedia humana, más que histórica. La primera película de László Nemes resulta terrible y premonitoria. Aquel episodio tan negro “Dios quiera que no se repita”, se repite todos los días en cámaras de gas a las afueras del mundo, y se repetirá de manera silenciada. Lo dicen los cuerpos difuminados que tras Saúl se amontonan, se intuyen, pero no vemos. Son cadáveres sin nombre que podrían llenar cualquier fosa común o yacer en las playas europeas.

El derecho a usar la imaginación que otorga László Nemes al espectador privándole del segundo plano, permite, paradójicamente, ver la realidad de forma nítida. La escena se diluye entre el recuerdo lejano de algo que no conocimos, el presente que no queremos ver y el temor a un futuro gobernado por el horror de otros tiempos. Porque si hay algo que se cuela entre la ambigüedad de las imágenes es el miedo a la naturaleza despiadada que habita en lugares y fechas desconocidas. El dolor por las víctimas muertas y también por las vivas, como Saúl, como nosotros, incapaces e impotentes, de algún modo culpables, de alguna manera inocentes por nuestra condición de esclavos en un sistema sin escapatoria.  Sin embargo, la semilla germina en mitad del campo esterilizado. Desde dentro, a Saúl le pesa la sangre, el impulso vital que desatiende a toda lógica: contra la destrucción, la rebeldía.  No cualquiera, la que pone en peligro la integridad física para preservar la moral. La que no sirve de nada, más que para reafirmarnos. Caprichoso y abnegado, Saúl carga con la promesa muerta que salvará a la humanidad del canibalismo. La obsesión por llevar a cabo un acto de amor en mitad de la barbarie más absoluta es la mínima esperanza que le queda para sentir el aliento que ya creía expirado.

52

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s