‘The end of the tour’ deconstrucción periodística de un mito

Artículo para Novemagazine

11295730_984316294954254_1826305735674854571_n

Si un director de cine quiere rendir homenaje a un escritor y su obra literaria, resulta mucho más fructífero hacer lo que ha hecho James Ponsoldt en ‘The end of the tour’. Esto es, retratar la personalidad del autor David Foster Wallace y su mayor éxito “La broma infinita”, en lugar de adaptar dicho libro al cine. Esta teoría mía sobre lo que funciona y lo que no en cuanto al supuesto propósito de fomentar la lectura a través del cine está únicamente basada en mi experiencia como espectadora. No hay mejor anzuelo que unas frases, apenas cuatro rasgos, pensamientos, gestos, para despertar el interés por un libro y avivar las ganas de saber más.

Personalmente, no conocía nada sobre David Foster Wallace, ni la entrevista de cinco días que David Lipsky le hizo durante la gira promocional de “La broma infinita”. Para qué negarlo, en ocasiones la ignorancia juega en mi favor, y en esta ocasión el desconocimiento me concede la oportunidad de centrarme en el dilema intrínseco que acompaña a sus personajes principales: un escritor, un creador excepcional que lucha por conciliar su mundo interno con el externo; y un joven periodista que se acerca a su entrevistado desde la admiración y la inexperiencia. Esa fascinación que Lipsky sentía por Wallace es lo que importa en ‘The end of the tour’, un retrato del ejercicio periodístico más puro y a la vez traicionero: la entrevista. David Lipsky quiere conocer qué hay de verdad en el mito de un escritor famoso, acercarse a él, verificar o desmentir lo que se dice, extraer sus conclusiones, analizar al genio, y hallar significado hasta en un póster de Alanis Morissette. Pero por otra parte, tal y como teme Wallace a lo largo de la película, a pesar del esfuerzo de Lipsky por retratar fielmente la experiencia, al final su artículo también se verá contaminado por la propia interpretación. Esta relación que se mueve entre la complicidad y el recelo por parte de ambos, hará especialmente interesante el desarrollo de la película, que ofrece valiosos diálogos para reflexionar acerca de la profesión periodística y el ejercicio creativo.
La película toma como referencia el libro que David Lipsky publicó en 2010, dos años después del suicidio de Wallace, rescatando las grabaciones resultantes de aquel encuentro. ‘The end of the tour’ resulta estimulante, las interpretaciones de Jason Segel y Jesse Eisenberg funcionan como invitación directa para adentrarse en la compleja y sabia mirada del escritor norteamericano, un artista complejo y a la vez extremadamente sencillo, que cuestionaba los pilares de la felicidad moderna.

TheEndOfTheTour6

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s