19 Festival de Málaga, sección fuera de lugar (Día 3)

Se me ha ocurrido abrir una sección paralela para no contaminar mis críticas con experiencias personales, aunque en realidad pienso que la primera persona en un texto periodístico es un gesto de honestidad, y no de egolatría. Porque al fin y al cabo todas las informaciones son subjetivas, pero bueno. En periodismo enseñan que eso está mal, y punto.

Domingo, 24 de abril.

La primera putada del día es que llego tarde al pase de prensa de las 9, exactamente a las 9 y 10, porque hoy es día del Señor y los autobuses los carga el demonio, es por eso que se avería a las 8.40, después de yo cogerlo a las 8.35 felizmente. Pienso que me voy a mi casa, tengo mucho sueño (el autobús se ha averiado a poco de subirme, recuerden) luego pienso que me voy andando, pero soy de planteamientos extremos y al final siempre tomo la decisión intermedia: no hacer nada. Bueno sí, le escribo a mi madre un wasap y añado iconos de llanto y enfado. A los cinco minutos 8.45 viene un autobús y tenemos que hacer trasbordo. La mayoría son viejos domingueros, pero no importa, porque se dan mucha prisa cuando quieren. Zarpamos y nos comemos todos los semáforos en rojo, por supuesto. Desde este momento contaré la historia según los hechos relevantes, porque no me cunde si tengo que contar cada desgracia que me sucede al minuto. La primera película es ‘El rey tuerto’. No sé por qué coño no hice caso a las señales del destino y me volví a dormir. La gente se mondaba y a mí ni puta gracia, de verdad. Si esto es humor negro que venga Trarantino y me clave una jeringuilla en el corazón. Yo también quiero reírme.

Luego voy al pase de prensa porque he decidido quedarme a la película de las 12 y tengo que hacer tiempo. Ay. Pues sí que hay gente más desgraciada que yo. El actor Aláin Hernández decide alabar el trabajo de su compañera de reparto Betsy Túrnez diciendo que es la mejor actriz del Festival de Málaga, y a ella se le saltan las lágrimas. Se dan un abrazo. Luego otro actor, Xesc Cabot, tiene la ocurrencia de decir que sí, que es verdad, obviando por completo la presencia de Ruth Llopis, otra ACTRIZ de la misma película. A mí estas cosas me dan bochorno. Yo conozco la cara de circunstancia que puso Ruth Llopis de “podría levantarme e irme ahora mismo porque parece que soy invisible, joder”. Mi abuela cuando me daba dinero me decía: “compártelo con tu hermano, que se encela”, y ya somos mayorcitos pero hay que tener un poco de tacto, de consideración. Me gustaría haber salido en defensa de Llopis y decir: bueno, bueno, también ella lo ha hecho muy bien, de hecho creo que lo ha hecho mejor, porque Betsy sobreactúa y me parece que no ha sabido llevar la interpretación teatral a la cinematográfica. En fin.

Durante el turno de preguntas yo quería saber dos cosas:

1: ¿Por qué el tuerto tiene el parche mal puesto? Tuve una amiga estrábica que de pequeña llevaba parche, y yo diría que se coloca horizontalmente, no de forma vertical. Quisiera saber quién tomó esta decisión y por qué; si tiene alguna simbología o se debe únicamente a la ignorancia.

2: ¿Por qué el policía (Alain Hernández) se parece tantísimo a Álex García?

El_ReyTuerto

Salí de allí con dolor de cabeza y sin respuestas, evidentemente.

Hallé consuelo y comprensión en un dulce con relleno de manzana que degusté en solitario sentada en un banco, en un lugar que me gusta mucho porque ahora es precioso y apenas pasa gente, solo la justa para que no haya toxicómanos y violadores.

A mi vuelta pensé: ¿dónde puedo comprar una botella de agua sin que me claven más de 1€? En el quiosco que hay antes de entrar al túnel. Sí, sepan que allí el botellín cuesta 80 céntimos. Ese fue mi primer triunfo de la mañana. El segundo fue encontrarme con Carlos Escolano de vuelta al Cervantes, a quien conocí en un curso de Caimán que no podemos demostrar porque aún no nos han dado los diplomas. Me alegré mucho de verlo porque él también es de criterio severo y aunque la segunda película, ‘Rumbos’, también me pareció bastante cutre, al menos pude compartir mi decepción (la pusimos verde) y se hizo más llevadera. Yo le conté que mi día había sido un fracaso, las dos películas que había visto eran penosas (desde mi punto de vista, claro). Así que me recomendó ver ‘Esa sensación’, de Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando, que se proyectaba en zonazine a las 4.30 de la tarde. Ya me pudo la curiosidad y la cabezonería, era imposible ver tres películas y que las tres fueran malas. Esto me costó un aumento considerable del dolor de cabeza (no estoy acostumbrada a estas aberraciones que son los festivales). Ya por la tarde (y de nuevo tarde), de camino al Albéniz recordé lo inoportunas que son las zapatillas Vans para andar deprisa, porque las jodías son muy planas y están muy bien para presumir, nada más.

Pero valió la pena, y después de dos películas rebosantes de palabrería y diálogos desustanciados, la tercera fue mucho más sugerente y provechosa. De hecho, y lo juro, se me quitó el dolor de cabeza.  Al llegar a casa encendí la tele (pude haber muerto de sobredosis audiovisual) y me encontré con este fantástico anuncio. De lo mejor que vi en el día.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Yo también lo pasé mal en la rueda de prensa de “El rey tuerto”, especialmente cuando la gente se puso a aplaudir. Creía que era el único. Hoy ha ocurrido algo parecido aunque mucho menos grave tras “Guernika”, con la complicidad entre María Valverde y Bárbara Goenaga (que ha salido a la luz tras una pregunta), mientras la desconcertante Ingrid García-Jonsson estaba allí junto a ellas. No sé, lo he visto algo raro también.

    Los documentales en el Echegaray y las películas de ZonaZine en el Albéniz suelen dar mejores momentos que las presentadas en la Sección Oficial. No es siempre así, pero… “El perdido” me gustó (la mejor rueda de prensa de este año para mí, qué bien estábamos los pocos allí sentados) y hoy mismo el documental de Xavier Cugat me ha dejado buen sabor de boca.

    En fin, a ver cómo sigue la cosa.

    Me gusta

    1. Tienes razón, el encuentro en otras secciones paralelas suele ser más cálido, o al menos se producen preguntas y reflexiones más interesantes en torno a las películas y el cine en sí. Yo hoy me escapé en cuanto vi ‘Gernika’ y no entré en la rueda de prensa (pese a que me ha parecido una buena película dentro de lo comercial, pero vi tanta gente esperando que salí corriendo). Sin embargo estuve en la rueda de ‘Julie’ y me ha gustado mucho, porque cuando se trata de películas más pequeñas el equipo transmite una humildad y autenticidad distinta.

      Si me ves por el festival y me reconoces, salúdame (si quieres, claro) que no te pongo cara por aquí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s