‘Kiki, el amor se hace’ y Paco León se crece

el

Artículo publicado en Novemagazine 12/4/2016

 

KIKI_28

 

En la mayoría de películas románticas el amor nace, se debilita y acaba en boda (o muere), pero en pocas ocasiones se transforma, como energía que es. Y suele ocurrir porque comenzar y terminar una relación no tiene mucho misterio. Sin embargo, para mantener la llama del amor hay tantos métodos como personas, situaciones, adicciones, traumas y gustos. Lo que llevado al cine —o cualquier expresión artística—, reduce las posibilidades de conectar con la mayoría.

Siendo así, ¿cómo puede empatizar el espectador con cinco parejas de diversas y variopintas manías sexuales? La respuesta no es otra que ese punto común: el de inflexión. Un momento crítico donde el amor se rompe o evoluciona. Y es aquí donde Paco León mete el dedo (en la llaga) y juega con situaciones casi surrealistas para plasmar lo complicado que resulta hacer (o más bien construir) el amor a través del sexo. Porque no todo es orgasmo, también hay frustración, como en la vida real. Y esta es una de las herramientas emocionales más importantes (aparte del humor) que maneja el realizador para acercarse al público. “Si lo sé no digo nada”, “Si lo sé no te lo cuento”, dirán los personajes de Paco y Natalia a sus respectivas parejas, abriendo la dichosa caja de los truenos que viene incluida en cualquier relación. De este modo, Paco León juega con sentimientos (más que situaciones sexuales) altamente inflamables que todos más o menos manejamos, y bien pueden acabar en explosión dentro del peligroso laboratorio “amamentístico”.

Aunque algunos le quiten mérito al sevillano justificando que su tercera película es un encargo y no una idea original (como sus dos anteriores películas), el resultado demuestra que Paco León, a día de hoy, es uno de los mejores directores de comedia en España. Solo él es capaz de imprimir un estilo propio, único y cercano a sus películas sin caer en el tópico o el chiste fácil. “Kiki, el amor se hace” es el remake del largometraje “The Little dead” (2014), cuyo guión ha sido adaptado por León junto a Fernando Pérez. Pese a ello y por mucho que digan los escépticos que todavía desconfían del talento desbordante como director de Paco León, remakes hay muchos, y la mayoría son pésimos. Es por eso que “Kiki” se merece, si cabe, aún más reconocimiento.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s