Mariquita el que no vote

Después del recreo los niños se resisten a sentarse en sus sillas. Se pegan, se insultan y se organizan así las primeras clases políticas. Se discriminan y se divierten, luchan por el poder subiéndose a las mesas y tirando tizas a las niñas. De repente alguno comienza a dar botes para hacer campaña presidencial. Es…