No me queda capacidad craneal para seguir flipándolo

  Ya no me cabe más, lo juro, no me cabe en la cabeza. Cuántas cosas pueden caber en la cabeza, no lo sé. ¿Hay límite? Nunca se llega al límite, el límite es la muerte cerebral, según miro la historia y sus horrores. Yo no me pronuncio, no te digo a quién voy a…

Mariquita el que no vote

Después del recreo los niños se resisten a sentarse en sus sillas. Se pegan, se insultan y se organizan así las primeras clases políticas. Se discriminan y se divierten, luchan por el poder subiéndose a las mesas y tirando tizas a las niñas. De repente alguno comienza a dar botes para hacer campaña presidencial. Es…