“Tarde para la ira”, al acecho del momento preciso

Algo tienen en común Raúl Arévalo —director de Tarde para la ira, por si aún no lo saben—, y José, el protagonista. Ambos han tardado ocho años en llevar a cabo su proyecto, y quizá por este motivo, por la larga espera, los dos conocen el valor de cada segundo.

‘Cop car’, la patrulla fantasma

El humor negro, la perspicacia del Sheriff y la autenticidad que transmiten los pequeños protagonistas, hacen de ‘Cop Car’ una película muy valiosa, tanto visualmente como a nivel de guión. Después de ver un final que corta el hipo, una se pregunta cómo una película llega a ser tan injustamente ignorada. Ha pasado sin pena ni gloria, y ahora llega a la cartelera española sin que nadie haya hablado/escrito apenas de ella.